Avalúos en épocas de crisis.

 

Es de bien saber la crisis que se vive a nivel mundial por la pandemia del covid 19, ha obligado a la suspensión de varias actividades, haciéndose primordiales lo que corresponde al sector primario  y las área de salud, dejando de lado las demás actividades  del sector secundario y terciario que reactivan a la economía de los países.

 

El desarrollo de actividades periciales se afectado aún más por el tema del confinamiento, ya que no se contempla visita a domicilio y el hecho que la banca cerro mucho de sus créditos.

 

En la fase de distanciamiento como peritos avaluadores buscamos retomar ciertas actividades, que van de la mano con la apertura de créditos de la banca, bajo las medidas de precaución por medio de protocolos de bioseguridad para minimizar el riesgo de contagio; sin embargo, en este punto es importante indicar que las inspecciones físicas de los bienes inmuebles y muebles no se los puede realizar de la manera tradicional.

 

El avaluador de hoy, no solo debe conocer procedimientos técnicos, metodologías de valoración, derecho inmobiliario, sino también debe estar al tanto y cumplir los protocolos de bioseguridad, distanciamiento social; así como herramientas  que faciliten la inspección, también es importante observar cómo  se esta moviendo el mercado y sus tendencia.

 

Debemos tener presente como perito avaluadores que valuar o valor significa analizar el contexto, tiempo, época, lugar para estimar el valor justo de lo bienes; el avaluador requiere un buen criterio para concebir y apreciar en todos sus aspectos el objeto del avalúo y sus dimensiones y complejidad.

 

El papel que desempeña el avaluador es importante y con lleva una responsabilidad que está detrás de una determinación del valor comercial o valor razonable, que va en función al mercado actual y sus tendencias; también debe estar acorde con las nuevas y cada vez mayores exigencias del entorno social, económico, empresarial, financiero y tecnológico cambiante.

 

Sabemos cómo peritos avaluadores que estamos en medio de una crisis, donde determinar el valor justo del mercado dependerá de los factores de cada ciudad, cantón o provincia; lo más probable es que exista una disminución de valor, el primer síntoma que reflejara será cuando se observe que los bienes  que se ofertan en el mercado no se venda, porque se entendería que hay pérdida de poder adquisitivo,  e inclusive el precio podría caer por debajo de los costos de construcción; sin embargo, sabemos por la recopilación de antecedentes de anteriores años como se ha ido moviendo el mercado en estos tiempos  y lo que se podrá sumar al análisis de precios actuales para determinar un valor razonable.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.